domingo, 30 de octubre de 2016

De libro a película: Paprika.

ADVERTENCIA: esto no es una reseña de la película, sino una opinión sobre la manera en que el libro fue adaptado. [TIENE MUCHOS SPOILERS]




  Antes de leer Paprika ya había visto la película muchas, muchas veces (trailer). De hecho, como dije en mi reseña del libro, fue gracias a ella que descubrí que existía una novela. Después de ya haber leído el libro, y dejado pasar unos meses, volví a ver la película para poder hacer esta entrada desde el punto de vista de alguien que la vio antes de leer el libro y de alguien que la vio después de leer el libro, ya que esa es mi situación. 

  El tipo de animación utilizado es ideal para transmitir ese sentimiento de locura tan importante en el libro. Hasta cierto punto, la película vuelve esto más inquietante, sobretodo porque la parte terrorífica del final del libro está presente a lo largo de toda la película. Es a causa de la estética, de los movimientos entre sueño y sueño, el uso del colores, y la exageración continua, que es bastante característica de los animes, sobretodo de aquellos que intentan ser creepy.

  Hay varios elementos que ayudan a crear este efecto, no solo es la animación. La música por ejemplo, ayuda a diferenciar los sentimientos de las escenas. Les dejo links a dos canciones para que se den una idea: la canción del inicio, y la del desfile. Los diálogos de los sueños también crean el ambiente con su incoherencia: son justo ese tipo de cosas que dices cuando duermes y que en el momento crees que tienen absoluta coherencia pero más tarde apenas puedes reconstruir la frase de manera lógica. Están dichas con un ritmo bastante repetitivo a la hora del desfile que (a mi parecer) ayuda a mostrar un poco la falta de personalidad de los personajes tras ser afectados por el DC mini. 

  La verdad es que, la primera vez que vi la película no entendí. Los más raro no es esto, sino que me gustó a pesar de no haber entendido, y la volví a ver varias veces, cada vez entendí un poco más. Pero no fue hasta ahora que ya leí el libro que entendí muchas partes que antes no. No todo. No sé si soy solo yo, o tal vez la traducción del japonés, pero hay cosas que se me escapan todavía. En parte, el surrealismo, la locura de la que hable antes, y el gran número de elementos presentes al mismo tiempo hacen que sea difícil distinguir la linea entre realidad y sueño. Cosa que en el libro queda perfectamente clara, hasta cuando los sueños y la realidad se empiezan a mezclar.

  No solo es esta linea la que no queda 100% clara, sino también la que divide a Atsuko de Paprika. Lo que en el libro es un disfraz, en la película parece ser más bien la imagen que tiene Atsuko en el mundo de los sueños. Lo que es bastante confuso pues Paprika aparece también en el "mundo real". De nuevo en este caso, la película hace que las transformaciones de Paprika a Atsuko y de Atsuko a Paprika se vean limpias y bonitas, pero hace la comprensión, de nuevo, más complicada. Asimismo, las personalidades son diferentes. En la novela, como ya mencioné en mi reseña, Atsuko es un personaje humano con emociones que cambian, dudas y nunca se muestra tan fría como en la película ya que es ésta "fría" parece ser su única personalidad. Lo cual no me gusta nada pero supongo que tal vez tiene que ver con la parte de exagerar cosas al animar la historia. Tal vez. Lo que hace ver la película es que Atsuko perdió una parte suya que es Paprika, y Paprika es casi independiente de ella. No digo que este mal, simplemente es diferente.

  En cualquier caso, Atsuko es el único personaje que parece tan diferente en la película. Los personajes están bien retratados. Es cierto que hay menos personajes que se acaban mezclando en uno solo (el detective Konakawa) pero no lo veo como algo malo. Sin embargo hay algo más: los malos. En la novela se les describe de tal manera que los acabas odiando. En la adaptación, no. Sí, son malos, pero no al nivel asqueroso del libro ya que no se explican sus razones ni su antecedentes. Lo que hacen en vez es hacer al presidente insoportable, que se cree muy intelectual y bueno. En el libro también es un poco así pero hay muchas otras cosas, como sus celos por en Nobel. Premio que por cierto no es mencionado en ningún momento y en el libro, tiene gran importancia para desarrollar la historia, pero en la película no es necesario.  

  Otra cosa que cambia es el desarrollo del DC mini. La evolución de los poderes es mucho más rápida. Obviamente, la película va mucho más rápido que el libro, y esto es lo que al final explica todos los cambios y que los sueños sean más cortos, se analicen menos. Aunque en el momento que se analiza el sueño de Konakawa en la primera escena se parece mucho a la forma de analisar del libro y se siente muy fiel, además el análisis de los sueños es una de las partes que más me gustó del libro. 

  Después de leer el libro y ver la película de nuevo me sigue gustando la película tanto como la primera vez. Sí, son diferentes, pero se parecen. Los cambios que se hacen son necesarios para que la esencia del libro esté presente. Hay cosas que están ahí pero solo entiendes como lector: por ejemplo el ataque de Konakawa en el auto, al cual no se le da mucha importancia. Solo hay dos cosas que me molestan de la adaptación: 1- el cambio que le hicieron a Atsuko y 2- que no entiendo en absoluto la razón para cambiar el Radio Club, lo que hicieron es raro, y después de leer el libro prefiero mil veces la versión de éste y no la de la película. 


¿La recomiendo? Por supuesto que sí. Puede que por todo lo que dije parezca una mala adaptación, pero lo cierto es que a pesar de que muchas cosas cambian, lo que vale la pena está ahí, tal vez de forma diferente, más sencilla o implícito pero al final está ahí. Lo cual es totalmente lógico pues es una película y ese es el punto de adaptar. 

ATENCIÓN: Ni la película, ni el libro son aptas para niños (cada uno a su manera). Que mi blog sea de "literatura juvenil" no quiere decir que se los recomiende a todas la edades. 

- Julia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado mi blog o esta entrada? ¡Comenta! ¡Si no...TAMBIÉN! Pero por favor se respetuoso. Gracias.